Especial Concurso Indie 2017 con Maialen Alonso

Código: Génesis X 

Maialen Alonso


Sinopsis:

Shana sufre una extraña enfermedad sin cura que afecta a su corazón. La criogenizan justo a tiempo, pues días después vida inteligente aparece. 


Sin embargo, lo único que acaba sucediendo es la aniquilación de toda la raza humana, y Shana despierta tras su letargo en un planeta vacío sin entender absolutamente nada.


Tal vez por caprichos del destino, en ese momento hay una nave cerca de la tierra que detecta a Shana, el capitán Luzbel ordena a sus hombres traer aquello que provoca la señal antes de que las naves del Emperador la detecten a ella, y a su propia nave.


Desde este punto, Shana tendrá que aprender a vivir de un modo que ni llegó a imaginar. Conocerá extraños individuos en la nave, y un fuerte sentimiento la envolverá… 


Las emociones se mezclarán entre alegría, dolor y frustración en el viaje más importante de su vida.


Párrafos de la obra 

«Su cara expresaba el terror que estaba comenzando a inundarla por completo. En la silla había una persona sentada, o al menos lo que quedaba de ella, porque no había más que ropa hecha jirones y un cuerpo esquelético cubierto de piel momificada. Al cuello tenía algo colgado, justamente lo que ella buscaba con necesidad, la tarjeta-llave.»

«Apretó tanto las mandíbulas que sintió una punzada de dolor. Por suerte, su cuerpo actuó por propia voluntad, se giró y comenzó a correr por primera vez en su vida, sin pensar en los riesgos que aquel simple acto podrían conllevar negativamente para su cuerpo. Pero lo que acababa de ver no podía ser real, ¿tal vez algún desastre nuclear? Porque sin duda, eran mutantes, no tenían nada de humano.»

«Solo llegó a ser capaz de girar la cabeza unos grados, no lo había visto porque un saliente le cubría. Había una persona allí, un hombre de pelo oscuro y ojos tan extraños que por un segundo, olvidó todo el sufrimiento de su cuerpo y se centró en ellos, como si absorbieran su alma.»

«La miró a los ojos, en sus palabras no había nada, fueron tan frías que Shana sintió un terrible escalofrío. ¿Así hablaba de un exterminio? Millones y millones de personas habían muerto, y para él carecía de importancia. Estuvo a punto de gritar ante lo que sintió como algo ofensivo, pero de un segundo a otro se tranquilizó, porque aquella vocecita de su interior le avisó de inmediato que él no tenía nada que ver con los humanos.»

«—Ilusa.
Se apartó un poco para mirarle con el ceño fruncido, no le había gustado aquella frase, y desde luego que tampoco le había gustado aquel tono de voz que no escondió la superioridad que sentía. De pronto notó como las manos de Luzbel hacían un poco más de presión en su cintura.»

«Estiró los brazos para rodarle, y sin que Luzbel pudiera verlo, una sonrisa se dibujó en su cara. Simplemente verle la hacía feliz, y tocarle inundaba su corazón de cosas maravillosas. No quería volver a estar lejos de él nunca, nunca más.»

«—¡Matadles, matadles! —volvió a repetir el Emperador fuera de sí.
El dolor que sintieron por los disparos no menguó sus sentimientos.»

Hazte con él ya aquí: Amazon

¡¡Gratis con KindleUnlimited!! 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial Concurso Indie 2017

Sergio García Esteban

Mª Auxiliadora Álvarez